¿Por qué los católicos le rezan a María?, ¿Un solo mediador?

¿Por qué pedirles a María y a los santos, si solo Jesús es mediador?, ¿María hace milagros?, “María no puede interceder porque está muerta”

Estas, son algunas de las dudas y acusaciones de nuestros hermanitos separados con que nos topamos hoy en día. Hoy vamos a dar respuestas con fundamentos bíblicos a cada una estas dudas.

 

¿Mediador e intercesor es lo mismo?

Nuestros hermanitos separados nos cuestionan que porque le pedimos o le rogamos a María y a los santos, si en la biblia dice que el único mediador entre Dios y el hombre es Jesús. Ellos se apoyan en la siguiente cita:

“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Timoteo, 2, 5)

Lo que ellos desconocen, es que los católicos también tenemos presentes esta cita y creemos firmemente que Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre.

¿Pero entonces, por qué los católicos le pedimos a María y a los santos?, ¿Acaso, no están tomando el lugar de Jesucristo?

Absolutamente no, porque Mediador no significa lo que afirman nuestros hermanitos separados.

Ellos dicen que Mediador es “quien está en medio de Dios y los hombres”, por lo cual ningún Santo ni la Virgen María puede estar en medio, sino solamente Jesús.

Si su creencia fuera verdad, entonces, ¿Por qué los pastores de sus iglesias oran y piden por las necesidades de su congregación?, ¿Acaso, no se está metiendo entre Dios y el hombre?, ¿Acaso una madre no puede rogar a Dios por la salud de sus hijos enfermos?, porque el único mediador es Jesucristo.

 

Según las escrituras, una cosa es ser mediador y otra diferente interceder. La mediación de Jesús no consiste únicamente en rogar, sino que es algo mucho más profundo.

Los hermanos separados te leen; “1 Timoteo 2, 5”, pero no les conviene leerte el versículo 6 porque allí está la explicación “mediador” y porque Cristo lo es. Vamos a leerlo.

 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.” (1 Timoteo 2, 5-6)

Entonces vemos que Cristo es el mediador porque es el único que entrego su vida y se sacrificó para el perdón de nuestros pecados. Bíblicamente, mediador no es rogar como dicen los protestantes, sino que es “el que pago el precio de nuestros pecado con su sacrificio. Únicamente Jesús es mediador.

La virgen María y los santos, no son mediadores. Ellos son intercesores y su función es rogar y pedir por las necesidades de los hombres.

Jesús, único Mediador

La biblia nos pide la intercesión

Quien escribe la carta a Timoteo, es San Pablo, y en el mismo capítulo del versículo 1 al 4, él nos pide que intercedamos unos por otros:

 “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.” (1 Timoteo 2, 1-4)

Vemos claramente como San Pablo nos ruega que hagamos oraciones, peticiones y roguemos por “todos los hombres”, esto es interceder.

Interceder es precisamente la función de María y de los santos; rogar, orar, hacer peticiones por nosotros. Son intercesores, no mediadores.

De ninguna manera la biblia se contradice. Si interceder fuera malo San Pablo no nos invita y nos animaría a pedir, rogar, orar, etc por todos los hombres, más aún nos dice que eso es bueno y agradable delante de Dios nuestro salvador.

¿Los muertos pueden interceder?

Quedando claro el punto anterior, responderemos otra duda de los hermanos separados. Ellos dicen:

“Pero, los muertos no pueden rogar o interceder, y María y los santos están muertos”, “ellos ya no puede hacer nada”

Empezaremos con una cita en donde Pablo no está presente y Dios continua haciendo milagros extraordinarios incluso sin estar el presente.

Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo,

“de tal manera que aún se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían.” (Hechos 19, 11-12)

Vemos como Pablo no estaba presente, sin embargo usaban sus pañuelos o y prendas de vestir, para curar enfermedades y demás hechos milagrosos. Notamos entonces como Dios puede hacer milagros a través de objetos personales de una persona, incluso no estando esa persona presente.

 

Ahora veremos que las escrituras nos muestran que Dios puede realizar un milagro a través de una persona que ya está muerta.

“Y murió Eliseo, y lo sepultaron. Entrado el año, vinieron bandas armadas de moabitas a la tierra. Y aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una banda armada, y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo; y cuando llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y se levantó sobre sus pies.” (2 Reyes 13, 20-21)

La cita bíblica nos dice que Eliseo murió y lo sepultaron. Tiempo después una persona fue arrojada al sepulcro de Eliseo y al momento de tocar sus huesos esa persona resucito. Vemos que Dios puede hacer un milagro a través  de una persona muerta en la vida terrenal por el gran amor que le ha tenido a esa persona.

 

Veamos otra cita  en donde encontramos la intercesión de hombres justos que ya habían muerto fueron.

“Pero Moisés trató de aplacar a Yahveh su Dios, diciendo: “¿Por qué, oh Yahveh, ha de encenderse tu ira contra tu pueblo, el que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y mano fuerte?  ¿Van a poder decir los egipcios: Por malicia los ha sacado, para matarlos en las montañas y exterminarlos de la faz de la tierra? Abandona el ardor de tu cólera y renuncia a lanzar el mal contra tu pueblo. Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Israel, siervos tuyos, a los cuales juraste por ti mismo: Multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo; toda esta tierra que os tengo prometida, la daré a vuestros descendientes, y ellos la poseerán como herencia para siempre.» Y Yahveh renunció a lanzar el mal con que había amenazado a su pueblo.” (Éxodo 32, 11-14)

Observamos como Dios se arrepintió de lanzar el mal a su pueblo por la intercesión de Abraham, de Isaac y de Israel, por ser hombres justos y su amistad con Dios. Dios hace los milagros y escucha las oraciones y rogativas de los hombres justos que ya han muerto terrenalmente.

Oraciones de los Santos ante Dios

Ahora mostraremos una cita bíblica contundente que muestra la intercesión y oraciones de los santos ante la presencia de Dios.

“Cuando lo tomó, los cuatro Seres Vivientes se postraron ante el Cordero. Lo mismo hicieron los veinticuatro ancianos que tenían en sus manos arpas y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos.” (Apocalipsis 5, 8)

Vemos muy claro que la biblia nos dice que las personas justas o santos pueden llevar las oraciones ante Dios y son como arpas y copas de oro llenas de perfumes.

María intercesora

 

¿María es omnipresente?, ¿Cómo puede escuchar nuestras oraciones?

Pero entonces, ¿cómo le hace María o los santos para escuchar todas las oraciones y suplicas que le hacen en distintos lugares?, ¿A caso es Omnisciente y Omnipresente como Dios para saber todo?

 

Para contestar estas interrogantes, analizaremos lo que nos dice la biblia.

“Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal cual es.” (1 Juan 3, 1-2)

La cita nos dice que el Amor de Dios es tan, pero tan grande hasta el punto de llamarnos hijos de Dios.

San Juan nos dice que aún no se ha manifestado lo que seremos después de muertos, ¿seguiremos siendo limitados así como en la Tierra? San Juan nos dice que cuando se manifieste nosotros seremos semejantes a Dios.

De modo que siguiendo la lógica de los hermanos protestantes; si alguien dice que los Santos y la Virgen María no pueden escuchar las peticiones, significa que tampoco Dios podría escucharlas, puesto que ellos son semejante a Dios.

Nosotros sabemos perfectamente porque lo dice la biblia que seremos semejantes a él en el espíritu. Entonces si Dios puede ver y escuchar las suplicas de todos, nosotros también podremos, pues seremos semejantes a él.

 

Ahora veremos que nos dice San Pablo:

El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías también son algo muy limitado y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá.” (1 corintios 13, 8-10)

Con estas cita, San Juan, nos intenta dice que ahora conocemos de modo “imperfecto” y nuestras profecías también son “limitadas” aquí en la Tierra, pero cuando llegue el momento de nuestra muerte terrenal, desaparecerá lo imperfecto y aparecerá lo perfecto. En el cielo seremos semejante a él, tal como nos decía Juan en la cita que revisamos.

Por eso, los santos y la Virgen María pueden ver y escuchar nuestras suplicas y necesidades, pues ya desapareció en ellos lo imperfecto, son semejante a Dios en el cielo.

Incluso miremos como San Pablo hace una fácil comparación para dar a entender su mensaje:

“Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.” (1 Corintios 13, 11)

Cuando uno se hace adulto deja de pensar y razonar como un niño, De la misma manera, cuando uno se muere deja las cosas terrenales y pasa a una nueva etapa. Llega lo perfecto y desaparece lo imperfecto. Muere el cuerpo pero vive el espíritu que es a imagen y semejanza de Dios.

Vemos entonces, como los hermanos separados están equivocados, al decir que los Santos y la Virgen María no pueden escuchar nuestras suplicas. Ellos creen que al morir se seguiremos siendo imperfectos así como en la Tierra, sin embargo hemos demostrado bíblicamente que no es así.

El primer milagro de Jesús por la Intercesión de la Virgen María

Vamos a analizar una cita muy conocida que demuestra la intercesión de la Virgen María ante su hijo.

«Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús.
Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos.
Y, como faltaba vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: «No tienen vino.»
Jesús le responde: « ¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.»
Dice su madre a los sirvientes: «Hagan lo que él les diga.»
Había allí seis tinajas de piedra, puestas para las purificaciones de los judíos, de dos o tres medidas cada una. Les dice Jesús: «Llenen las tinajas de agua.» Y las llenaron hasta arriba.
… Dice el mayordomo: «Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora.»
Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus señales. Y manifestó su gloria, y creyeron en él sus discípulos». (Jn 2,1-11)

Se les termino el vino a los hombres, entonces María teniendo un corazón piadoso y amoroso, intercede ante su hijo Jesús, y a pesar de que aún no era la hora de Jesús, el accedió y realizo el milagro. Así es María tan amorosa y capaz de mover el corazón de su hijo ante la necesidad de los hombres.

Más aun, la biblia nos dice que ese fue el primer milagro de Jesús, manifestando su gloria y sus discípulos creyeron en él.

 

Si la Virgen María, intercedió estando aquí en la tierra, ¿cuánto más no lo hará estando plenamente unida a Dios en el cielo?

Si María con su inmenso amor, intercedió por los hombres aquí en la tierra, ahora estando en el cielo mucho más.

“El amor nunca pasará. Desaparecerán las profecías. Cesarán las lenguas. Desaparecerá la ciencia” (1 Cor 13,8)

 

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus familiares y amigos para el crecimiento y fortalecimiento de nuestra Fe. Saludos y Bendiciones.

También te puede interesar:

APOLOGÉTICA MARIANA, ¿EN VERDAD CONOCES A LA VIRGEN MARÍA?

EXPLICACIÓN SOBRE LAS APARICIONES Y ADVOCACIONES MARIANAS

EXPLICACIÓN SENCILLA DE LOS DOGMAS MARIANOS

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL SANTO ROSARIO

Comentarios
Comparte con tus amigos:

También te podría gustar...