¿Por qué María es importante en el plan de Salvación?

¿De qué manera la Virgen María es parte del plan de salvación?, ¿La Virgen María es muy importante para los cristianos?

En esta ocasión, estudiando las sagradas escrituras nos daremos cuenta que en efecto, María es parte fundamental en el plan perfecto de salvación de Dios.

Por una mujer entro el pecado y por una mujer entro la salvación

“Pero, cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, que nació de mujer y fue sometido a la Ley, con el fin de rescatar a los que estaban bajo la Ley, para que así recibiéramos nuestros derechos como hijos. Ustedes ahora son hijos, por lo cual Dios ha mandado a nuestros corazones el Espíritu de su propio Hijo que clama al Padre: ¡Abbá! o sea: ¡Papá! De modo que ya no eres esclavo, sino hijo, y siendo hijo, Dios te da la herencia.” (Gálatas 4, 4)

El libro de Gálatas nos relata que cuando se cumplió la plenitud de los tiempos, Dios envió a su hijo nacido de “Mujer”. Ese hijo es quien nos trajo la salvación para nuestro rescate y su madre es la “mujer”

Pongamos atención en la palabra “mujer” que emplea Pablo en este libro para referirse a María, y que además, el evangelista Juan también lo usa en varias ocasiones:

“Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora” (Juan 2, 4)

“Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.” (Juan 19, 26)

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.” (Apocalipsis 12, 1)

¿Por qué la biblia en el nuevo testamento llama a María como mujer?

La respuesta la encontramos en el libro del Génesis. Recordemos que Dios creo al hombre y a la mujer, y la serpiente (Satanás) hizo pecar a la mujer, desobedeciendo así a Dios. Entonces, Dios dijo a la Serpiente:

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.” (Génesis 3, 15)

Vemos como Dios prometió una enemistad entre la mujer y la serpiente, la cual será pisada por la “mujer” y su descendencia. Es una promesa de nuestro padre, y en Apocalipsis lo podemos ver más claro:

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas” (Apocalipsis 12, 1-3)

De nueva cuenta aquí vemos a la mujer y el dragón

¿Cómo sabemos que esa mujer y ese dragón; son María y satanás?

Leamos la siguiente cita:

 “Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.” (Apocalipsis 12, 7,9)

Vemos como Juan nos aclara que ese gran dragón es la serpiente antigua, la cual la vimos en Génesis 3, 15 y que tendría enemistad con la mujer y su descendencia (Jesucristo), quienes le aplastarían la cabeza al diablo.

Por esa razón, es que estando en la cruz Jesús, llama “Mujer” a su madre para entregarle a Juan como hijo, porque precisamente en la Cruz es donde Jesús le aplasto la cabeza a Satanás, tal como dice Génesis 3, 15, y así lo confirma el libro de Colosenses:

“Anuló el comprobante de nuestra deuda, esos mandamientos que nos acusaban; lo clavó en la cruz y lo suprimió.” (Colosenses 2, 14)

Jesús llama mujer a María refiriéndose a que ella es la nueva “Eva”.

Desde el Génesis, Dios empezó el plan de salvación teniendo como pieza importante a María, quien es la mujer que trajo la salvación al mundo.

Satanás contra la mujer y su descendencia

En Apocalipsis 12, 7 vemos que se desencadeno una pelea en el cielo entre el dragón y Miguel y sus ángeles. El dragón quien es Satanás fue arrojado a la Tierra. La historia continua…

“Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.” (Apocalipsis 12, 13-14)

El dragón (Satanás) al ser arrojado a la Tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón (Jesucristo), sin embargo, a la mujer se le dieron las 2 alas de la gran águila para ser protegida del dragón  (Asunción de María). La historia continua…

“Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.” (Apocalipsis 12, 17)

El dragón lleno de ira por no poder hacerle nada a la mujer se fue a hacerle la guerra al resto de sus hijos. De paso, Juan nos dice quiénes son los hijos de la mujer: “los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”

Entonces vemos claramente que se cumple lo que dice Dios en Génesis 3, 15: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.”

María es claramente parte importante del plan de salvación de Dios, y así lo manifiesta la biblia.

Hoy en nuestros días, vemos quienes son los que atacan a esa mujer que es María y a los que la consideramos nuestra madre. Todo esto estaba establecido por Dios.

Virgen María en el plan de Salvación

“He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel”

“Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.» Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros.»” (Mateo 1, 21-23)

El Ángel del señor se le apareció en sueños a José para que no temiera y le explico que el hijo que esperaba María era engendrado por el Espíritu Santo y que todo esto era para cumplir la promesa hecha por Dios a través del Profeta para la salvación de su pueblo.

Esa profecía a la que se refería el ángel es la profecía dada a conocer por el profeta Isaías muchos años antes y dice así:

“Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.” (Isaías 7, 14)

Vemos entonces como desde el antiguo testamento, Dios ya había preparado su plan para la salvación de los hombres, y por supuesto, María es pieza fundamental de ese plan, que comienza con Génesis 3, 15, continúa con Isaías 7, 14 y se confirma en Mateo 1, 21-23.

Por medio de María, nació el Emanuel (Dios con nosotros) quien es Jesucristo, nuestro salvador, el mesías profetizado que murió por nuestros pecados y venció a Satanás en la Cruz.

“Desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones”

“Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.” (Lucas 1, 48)

Las escrituras nos invitan claramente a todas las generaciones a llamar a María bienaventurada.

Si nosotros creemos en las escrituras, ¿por qué no hacer caso de lo que ella nos dice?

Nosotros los católicos la llamamos bienaventurada porque Dios ha hecho grandes obras en ella. Dios la predestino para formar parte de su plan de salvación.

 

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus familiares y amigos para el crecimiento y fortalecimiento de nuestra Fe. Saludos y Bendiciones.

También te puede interesar:

APOLOGÉTICA MARIANA, ¿EN VERDAD CONOCES A LA VIRGEN MARÍA?

EXPLICACIÓN SOBRE LAS APARICIONES Y ADVOCACIONES MARIANAS

EXPLICACIÓN SENCILLA DE LOS DOGMAS MARIANOS

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL SANTO ROSARIO

MÁS TEMAS DE APOLOGÉTICA CATÓLICA

Comentarios
Comparte con tus amigos:

También te podría gustar...