¿Por qué debemos honrar, venerar y amar a la Virgen María?

A menudo, escuchamos de boca de los hermanos separados e incluso dentro de la misma comunidad católica interrogantes y dudas con respecto a la Virgen María: ¿Está escrito en la biblia que debemos honrar, amar y venerar a María?, ¿En verdad es importante la Virgen María para nosotros los cristianos?

Es nuestra obligación como cristianos, conocer y dar razones de nuestra Fe.

 

A continuación, contestaremos estas dudas con las sagradas escrituras y sabrás cuales son las razones para amar y honrar a María.

Razones bíblicas para amar y honrar a la Virgen María

Leamos y analicemos con mucha atención, si la biblia nos sugiere y nos permite bendecir, honrar, respetar y amar a la Virgen María:

El niño (Juan el Bautista), salta de gozo y al mismo tiempo, su prima Isabel queda llena del Espíritu Santo

“En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá;. entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo;” (Lucas 1, 39-41)

Analicemos la anterior cita; San Lucas nos dice que apenas, Isabel escucho el saludo de María, el niño (Juan el bautista), salto en su seno e Isabel quedo llena del Espíritu Santo.

La biblia aquí nos indica que es importante recibir a María en nuestra casa, tal y como la recibió su prima Isabel que apenas escucho su saludo, inmediatamente quedo llena del Espíritu Santo y su hijo salto en el seno.

Claramente las escrituras resaltan a María y nos muestra a los cristianos su importancia.

Tan importante es, que pone a María en un plano muy espiritual y tan llena de Dios, que solo con su saludo, su prima Isabel queda llena del Espíritu Santo y el niño salta en su seno.

¿Existirá alguien más que con solo saludar, la gente quede llena del Espíritu Santo?, ¿Alguna persona parecida a María?

Si la visita de La virgen María es capaz de llenar la casa del Espíritu Santo, nosotros lo cristianos también anhelamos que María visite nuestra casa para llenarnos del Espíritu Santo.

Amor y veneración a María

 

Isabel, llena del Espíritu Santo, bendice y alaba a la Virgen María

Ahora leamos en el mismo capítulo los versículos siguientes. Recordemos que Isabel se encuentra llena del Espíritu Santo, es decir, lo que Isabel diga no son palabras propias de ella, sino del Espíritu Santo.

“y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;” (Lucas 1, 42)

Veamos como Isabel, con la inspiración divina del Espíritu Santo, muestra una gran admiración y alabanza a María diciéndole: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno”.

Vemos entonces, como una persona que así como Isabel, este llena del Espíritu Santo, no debe tener ningún problema en rendirle admiración, respeto y amor a la Virgen María.

Lo que es inconcebible hoy en día, es ver como algunos “Cristianos” protestantes dicen estar llenos del Espíritu Santo, sin embargo, dicen que María es una cualquiera y que María no es bendita. La pregunta es, ¿En verdad, esos hermanitos que ofenden a María están llenos del Espíritu Santo? Creo que la respuesta es clara.

Incluso las escrituras nos advierte que debemos tener cuidado con esas personas que dicen tener al espíritu, pero no necesariamente tienen al Espíritu Santo. Veamos:

“Queridos, no os fieis de cualquier espíritu, sino examinad si los espíritus vienen de Dios, pues muchos falsos profetas han salido al mundo.” (1 Juan 4, 1)

¿Cómo examinamos si los espíritus vienen de Dios? Los examinamos con la biblia. El Espíritu Santo no se puede contradecir.

 

Isabel, llena del Espíritu Santo, le dice a María; “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno”

Así como Bendito es el fruto, así también es bendita ella. Bendito es Jesús y bendita es María. Si la biblia lo dice nosotros lo creemos.

 

María, Madre de Dios

¿Qué más dijo Isabel inspirada por el Espíritu Santo? Continuamos leyendo.

“y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?” (Lucas 1, 43)

Vemos aquí como Isabel siente admiración, veneración y respeto a María quien la visita, porque a quien recibe no es cualquier persona. Es ni más ni menos, que madre de su Señor.

Así, como Isabel llena del Espíritu Santo, fue capaz de ver la grandeza de María por ser madre de Dios, nosotros también la admiramos, las respetamos y reconocemos su grandeza por ser la madre de nuestro Señor Jesucristo.

 

La Virgen María profetizó que todas las generaciones le llamarían “Bienaventurada”

“Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor. Y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador .porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,” (Lucas 1, 46-48)

¿Por qué los cristianos admiramos a María? Porque María es un gran ejemplo de Fe y de humildad. Esto lo comprobamos con sus bellas palabras: “Engrandece mi alma al Señor. Y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador”. Así como en ella se engrandece su alma al señor y su espíritu se alegra en Dios, así también queremos ser nosotros. Ella en un gran modelo para nosotros los cristianos, digna de admiración.

Sigamos leyendo los versículos siguientes:

“porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,” (Lucas 1, 48)

Las escrituras aquí sigue resaltando A María. Muestra como Dios puso sus ojos en la humildad de María.

Las escrituras nos da la autorización y nos sugiere a todas las generaciones, llamarla Bienaventurada, dichosa, darle alabanza, admiración “desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada”

Por eso nosotros, admiramos, le rendimos homenaje, amamos, alabamos a María, no porque la consideremos Dios, como creen algunos protestantes, sino porque el todo poderoso ha hecho en ella grandes cosas, tal y como lo dice la biblia.

Amor a la Virgen María

 

Jesucristo nos dejó a su Madre santísima como Nuestra Madre

“Jesús, al ver a la Madre y junto a ella al discípulo que más quería, dijo a la Madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.». Después dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa.” (Juan 19, 26-27)

En la persona de Juan encontramos el modelo de todo discípulo que gustosamente acepta un gran regalo de Jesús. Jesús en sus últimos momentos estando en la cruz y delante de todos nos deja como testamento espiritual a su Madre. “Ahí tienes a tu madre”

Por esa razón, los cristianos como aquel día hacemos lo mismo que Juan; llevarnos a María a nuestra casa.

Nosotros como cristianos y como hijos suyos, la honramos y la amamos.

María nos impulsa a crecer como cristianos y acercarnos más a su santo hijo.

 

Devoción a la Virgen María desde los primeros años del cristianismo

Desde los primeros años del cristianismo, la Iglesia ha reconocido a María como Madre de Dios y como un modelo a seguir, mostrando hacia ella admiración, respeto y devoción. Te mostramos solo algunas de las frases de Santos de la Iglesia sobre la Virgen María:

 

“María fue bienaventurada, porque, antes de dar a luz a su maestro, lo llevó en su seno”. (San Agustín de Hipona, Padre y Doctor de la Iglesia)

“Si se levanta la tempestad de las tentaciones, si caes en el escollo de las tristezas, eleva tus ojos a la Estrella del Mar: ¡invoca a María!”. (San Bernardo de Claraval, Doctor de la Iglesia y famoso por su amor a la Virgen María)

“A quien Dios quiere hacer muy santo, lo hace devoto de la Virgen María”. (San Luis María Griñón de Monfort)

“Dios os salve, María, Madre de Dios. En Vos está y estuvo todo la plenitud de la gracia y todo bien”. (San Francisco de Asís, fundador de los Franciscanos y devoto de la Virgen)

“Nos has dado a tu Madre como nuestra para que nos enseñe a meditar y adorar en el corazón. Ella, recibiendo la Palabra y poniéndola en práctica, se hizo la más perfecta Madre”. (San Juan Pablo II)

 

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus familiares y amigos para el crecimiento y fortalecimiento de nuestra Fe. Saludos y Bendiciones.

También te puede interesar:

APOLOGÉTICA MARIANA, ¿EN VERDAD CONOCES A LA VIRGEN MARÍA?

EXPLICACIÓN SOBRE LAS APARICIONES Y ADVOCACIONES MARIANAS

EXPLICACIÓN SENCILLA DE LOS DOGMAS MARIANOS

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL SANTO ROSARIO

 

Comentarios
Comparte con tus amigos:

También te podría gustar...