¿Conoces la Historia de la Virgen de Fátima?, ¿Qué mensaje nos trae?

El 13 de mayo celebramos la fiesta de la Virgen de Fátima, siendo la aparición aprobada por la Iglesia más famosa del siglo XX. Es importante que nosotros como católicos, conozcamos esta hermosa historia y sobre todo comprender y llevar a la práctica el mensaje que nuestra Santa Madre nos trae.

Todo lo que debes saber sobre Nuestra Señora de Fátima, lo podrás conocer a continuación.

 

Los 3 niños pastores

En mayo de 1917, en plena Primera Guerra Mundial, la Virgen María se apareció a tres niños.

Dos de ellos, Francisco y Jacinta Marto, eran hermanos y la tercera, Lucia, era su prima. En la primavera de 1917 los tres niños pastores fueron asignados por sus padres para pastorear ovejas muy cerca de su ciudad natal de Fátima.

Fue durante estos tiempos de pastoreo de ovejas cuando comenzaron las apariciones.

La Santísima Virgen María, no apareció solo una vez. El aniversario que celebraremos el 13 de mayo es el aniversario de su primera aparición, sin embargo ella se apareció un total de seis veces a los niños durante ese verano con la aparición final el 13 de octubre de 1917.

El Ángel de la Paz

La Virgen María, no fue la primera aparición hecha a los niños, ya que tres veces antes de que María apareciera, los niños afirmaban haber visto a un ángel que se identificaba a sí mismo como “El Ángel de la Paz” y su mensaje hacia los niños era que oraran, hicieran sacrificios y que adoraran al Señor en el Santísimo Sacramento.

¿Cómo describían a Nuestra Señora de Fátima?

Los pequeños pastorcitos describieron a la Virgen María como; más brillante que el sol y vistiendo un manto blanco con adornos de oro y sosteniendo un rosario.

Virgen de Fátima

Francisco, Jacinta y Lucia

La primera aparición

En la primera aparición, el 13 de mayo de 1917, Nuestra Santísima Madre les dijo a los niños que volvieran un mes después y que ella volvería a reaparecer.

La segunda aparición

La segunda aparición sucedió el 13 de junio de 1917,  nuestra madre les dijo a los niños que Jacinta y Francisco serían pronto llevados al cielo, pero que Lucía estaría por mucho tiempo para difundir el mensaje que estaba a punto de darles.

La tercera aparición 

Ocurrió el 13 de Julio del mismo año, Nuestra Señora les hablo así:

“Es necesario rezar el rosario para que se termine la guerra. Con la oración a la Virgen se puede obtener la paz. Cuando sufran digan: ‘Oh Jesús, es por tu amor y por la conversión de los pecadores

Después, La Santísima Virgen María les mostró a los niños una visión del infierno. La visión del infierno llevaría a los niños a repetir consistentemente el mandato de María de orar para que las almas eviten ir a este lugar.

De igual forma la Virgen María les dijo:

“Cuando recen el Rosario, después de cada misterio digan: “Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno y lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia

La cuarta aparición 

Los niños fueron encarcelados con el propósito de asustarlos y decir que no habían visto a la Virgen, sin embargo los valientes niños nunca desistieron.

Después de ser liberados, el 19 de Agosto, la Santa Madre les dijo:

“Deseo que sigan yendo a Cova de Iría en los días 13, que sigan rezando el rosario todos los días y les prometió que haría en el último mes un milagro para que todos creyesen.”

La quinta aparición 

Se suscitó el 13 de Septiembre 1917. Nuestra Señora les insiste de nueva cuenta a los niños que sigan rezando el Rosario y pidan para que finalice la guerra y les dice:

“En octubre haré un milagro para que todos crean, Curaré a algunos enfermos, pero no a todos.”

La sexta aparición 

Existe un milagro documentado que se atribuye a la Virgen de Fátima.

En su aparición final, el 13 de octubre de 1917, el sol bailaba en el cielo, cambiando los colores y girando. Esto fue presenciado por más de 30,000 personas e incluso reportado en los periódicos locales.

Nuestra señora dijo a los pequeños:

” Yo soy la Señora del Rosario, continúen rezando el Rosario todos los días, la guerra se acabará pronto.”

Un sitio de peregrinación

Durante los próximos 10 años, millones de personas visitaron la ciudad de Fátima, consolidándose así como uno de los lugares de peregrinación más importantes para los cristianos hasta nuestros días.

En los próximos 3 años también, murieron Francisco y Jacinta a causa de una pandemia de gripe que ocurrió en Portugal, mientras que Lucia murió a los 97 años en el 2005 después de vivir como monja durante gran parte de su vida.

Los secretos de Fátima

Los primeros 2 secretos que la Virgen reveló a los niños pastores el 13 de julio de 1917 en la Cueva de Iria-Fátima fueron revelados por la hermana Lucía en 1941.

Sin embargo, el tercer secreto fue transcrito por Sor Lucía el 3 de enero de 1944 y fue dado a la luz publica por el Cardenal Angelo Sodano, el 13 de mayo del año 2000.

El primer secreto

Era una visión del Infierno:

“Nuestra Señora nos mostró un gran mar de fuego que parecía estar debajo de la tierra. Hundidos en este fuego [estaban] los demonios y almas, como si fuesen brasas transparentes y negras o bronceadas con forma humana, que flotaban en el incendio llevadas por las llamas que de ellas mismas salían, juntamente con nubes de humo, cayendo para todos los lados, semejantes al caer de las chispas en los grandes incendios, sin peso ni equilibrio, entre gritos y gemidos de dolor y desesperación, que horrorizaba y hacía temblar de pavor. Los demonios se distinguían por sus formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes y negros.
Esta visión duró un momento, y gracias a nuestra buena Madre del Cielo, que antes (en la primera aparición) nos había prevenido con la promesa de llevarnos para el cielo. Si así no fuese, creo que habríamos muerto de susto y pavor.” (Sor Lucía de Fátima)

El segundo secreto

El segundo secreto incluyó instrucciones de cómo salvar las almas del Infierno y reconvertir el mundo a la cristiandad. Este mensaje afirmaba que Rusia debía consagrarse al Corazón Inmaculado y que por ello sería concedido al mundo un tiempo de paz.

“En seguida levantamos los ojos hacia nuestra Señora, que nos dijo con bondad y tristeza: «Visteis el infierno, para donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción al Inmaculado Corazón. Si hicieran lo que digo, se salvarán muchas almas y tendrán paz. La guerra va a acabar, pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando vean una noche alumbrada por una luz desconocida, sepan que es la gran señal que les da Dios de que él va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, el hambre y las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, y a la comunión reparadora en los primeros sábados. Si atendieran a mis pedidos, la Rusia se convertirá y tendrán paz. Si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia, los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas, por fin mi Corazón Inmaculado triunfará. El Santo Padre me consagrará la Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz».” (Sor Lucía de Fátima)

El tercer secreto

Durante una visita a Portugal para la beatificación de los videntes Francisco y Jacinta (Lucía estaba todavía viva), el papa Juan Pablo II anunció por medio de su secretario de Estado, el cardenal Ángelo Sodano, que había decidido hacer público el texto del tercer misterio. Unos pocos meses más tarde, el texto fue dado a conocer por la Santa Sede, junto con una discusión del significado del texto.

“Escribo, en acto de obediencia a ti mi Dios, que me mandas por medio de su excelencia reverendísima el señor obispo de Leiria y de vuestra y mi Santísima Madre. Después de las dos partes que ya expuse, vimos al lado izquierdo de Nuestra Señora, un poco más alto, un ángel con una espada de fuego en la mano izquierda. Al centellear despedía llamas que parecía iban a incendiar el mundo. Pero, se apagaban con el contacto del brillo que de la mano derecha expedía Nuestra Señora a su encuentro. El ángel, apuntando con la mano derecha hacia la tierra, con voz fuerte decía: «Penitencia, penitencia, penitencia».
Y vimos en una luz inmensa, que es Dios, algo semejante a como se ven las personas en el espejo, cuando delante pasó un obispo vestido de blanco. Tuvimos el presentimiento de que era el Santo Padre. Vimos varios otros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una escabrosa montaña, encima de la cual estaba una gran cruz, de tronco tosco, como si fuera de alcornoque como la corteza. El Santo Padre, antes de llegar allí, atravesó una gran ciudad, media en ruinas y medio trémulo, con andar vacilante, apesadumbrado de dolor y pena. Iba orando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino.
Llegando a la cima del monte, postrado, de rodillas a los pies de la cruz, fue muerto por un grupo de soldados que le disparaban varios tiros y flechas, y así mismo fueron muriendo unos tras otros los obispos, los sacerdotes, religiosos, religiosas y varias personas seglares. Caballeros y señoras de varias clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la cruz estaban dos ángeles. Cada uno con una jarra de cristal en las manos, recogiendo en ellos la sangre de los mártires y con ellos irrigando a las almas que se aproximaban a Dios.” (Sor Lucía de Fátima)

La explicación teológica de este tercer secreto por el Card. Joseph Ratzinger la puedes encontrar aquí.

Juan Pablo II y la Virgen de Fátima

El intento de asesinato contra el Papa Juan Pablo II

El Vaticano, que tenía los escritos de Lucía, no publicó el tercer secreto hasta el año 2000. El tercer secreto involucraba ver la visión de un Obispo blanco asesinado. Muchos han interpretado esta visión como el intento de intento de asesinato contra el Papa Juan Pablo II en 1980.

El intento de asesinato del Papa Juan Pablo II tuvo lugar en la fiesta de Nuestra Señora de Fátima y el Papa Juan Pablo II le atribuye el mérito de haber salvado su vida después de recibir un disparo. Una de las balas que golpeó al Papa se le entregó al obispo de Fátima y, hasta el día de hoy, se colocó en la corona de la estatua original como un gesto de agradecimiento del Papa a Nuestra Señora.

Canonización de Jacinta y Francisco Marto 

El 13 de Mayo del 2017, justo en el día del centenario de la primera de las apariciones de María en Fátima, dos de los tres pastorcitos fueron canonizados: san Francisco Marto y Santa Jacinta.

Tras declararlos santos, en medio del júbilo generalizado y los aplausos, el papa Francisco presidió la misa ante varios cientos de miles de peregrinos reunidos en la explanada delante del santuario mariano.

¿Cómo vivir el mensaje de Nuestra Señora de Fátima  en nuestros días?

Hoy en día, más que nunca es necesario prestar mucha atención a las advertencias de Nuestra Señora de Fátima cumplir su llamado a vivir una vida unidos a Jesucristo. Nuestra señora nos dejó claro que la raíz de todos los problemas en el mundo es el pecado, por ellos nos invita a la conversión, arrepentimiento, oración, reparación, sacrificio.

Nuestra señora no pide:

  • Dejar de ofender a Dios y hacer penitencia por nuestros pecados.
  • Hacer actos de reparación ofreciendo pequeños sacrificios por la conversión de los pecadores.
  • Rezar el Santo Rosario todos los días.
  • Cumplir con los Sacramentos, especialmente la Sagrada Eucaristía.
  • Tener una fuerte devoción al Inmaculado Corazón de María.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo con tus familiares y amigos para el crecimiento y fortalecimiento de nuestra Fe. Saludos y Bendiciones.

También te puede interesar:

APOLOGÉTICA MARIANA, ¿EN VERDAD CONOCES A LA VIRGEN MARÍA?

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL SANTO ROSARIO

PREGUNTAS FRECUENTES DE PROTESTANTES SOBRE LA VIRGEN MARÍA

EXPLICACIÓN SENCILLA DE LOS DOGMAS MARIANOS

Comentarios
Comparte con tus amigos:

También te podría gustar...